concordia compasión coexistencia descolonización humanidad resiliencia poiesis creātor cultor-oris sobriedad prensa

Featured Post

Legisladoras se suman al Nueve Ninguna se Mueve

son 43 y ¿a dónde están?

Ellos son:
Pequeños pajaritos cuyos cantos en los árboles nos llegan con una brisa rumbosa como de rocío como de eternidad como de lágrimas

Son 43:

Muchos recuerdos que seguiremos escuchando por sus seres amados, de las ramas en las que se mecían, del viento corriendo por su piel

Son eternos:

Ya no serán figuras de sal que derrita el polvo y la lluvia Serán por siempre recordados y amados como se ama a la esperanza por su sacrificio y su inocencia

Son una vela encendida:

Serán el talón de Aquiles de todos porque aprendimos a lidiar con el dolor del otro Aunque nuestra naturaleza sea contraria Aunque nuestra situación no lo demande

Somos todos:

Serán legión de palabras porque el mundo se derrama en argumentos por su necesidad de entendimiento y de solidaridad internacional

Son México:

Serán un canto como de ternura en lo más hondo de todos Los que superaron su propia idiosincracia y egoísmo y se fueron con entusiasmo a marchar

Soy yo:

Serán poesías y serán palabras y serán miel y ¿a dónde están? Ya están en todos nosotros Su dolor es nuestro dolor
Livia Diaz

Share:

1 comentario:

  1. MÁS DE 43.

    Arribita del cerrito, entre la noche y la nieve,
    cuarenta y tantas estrellas...;
    El frio de su soledad, es inmensa...
    las palabras no alcanzan a describirla.

    Su martilleo enmuda, ennegra, (permítase la expresión, así quiero escribirlo)
    mancilla el alma;
    tristezas entre hoyos negros
    taladran su silencio que se hace grande...
    como la nada.

    ...
    Yo no busco una estrella, ni a Santa, ni a reyes,
    busco más de cuarenta y tres...

    Mi conciencia se esconde ahí
    en la llaga,
    entre las cenizas hipócritas
    y titilar de ojos rojos
    que atraviesan las tinieblas
    y el miedo...
    a no tener miedo.

    Cuánta verdad hay ahí
    en mis motivos
    para partirles su madre

    Cuánto odio se genera
    en la impotencia de pretender olvidar
    que no soy lo que pudiera
    y que bien pudiera lo que no...

    Y tú, que el alma te sabe a hiel,
    cierra tus ojos
    descansa
    imagina un sueño
    ...

    tengo fe.

    ... Vamos a despertar.


    Pedro Eduardo
    Dic./ 23/2014.

    ResponderEliminar

Popular Posts

Archivo del Blog

Seguidores