Ir al contenido principal

Félix Díaz es huasteco

Uno sale a la calle con la maleta lista - dígase- una bandera para izar en la primer conquista, la guitarra por supuesto en caso de tener que dirigirse a una multitud ausente, alguna camisa del diario de todos los Díaz, preferentemente de color Azul (por aquello de la nostalgia o de la alegría) y un pie en el camión con destino cierto: cantar. Félix Díaz el cantautor logra la pertenencia y nos somete a compartir su visión del mundo, que también es el nuestro y canta lo que a cualquiera de nosotros nos gustaría decir.
Debo agregar, que en su música se localiza una calidez -si acaso ajena al cotidiano circular de la radio comercial- instalada en el buen gusto, en la creatividad que nos permite disfrutar de una voz fresca que se conduce en la música como género.- entiéndase como tal, un autor que discurre sin ninguna cortapisa, ni trova, ni salsa, ni bolero solamente buena música, y de lo más promisorio de la canción alternativa del país.


esta canción aún no tiene música, confiesa...
Mayo 2014
Félix Díaz*


Hay un trozo de sol escondido en tu vientre

Para que sientas siempre que yo nunca me voy

Lo puse con una mordida sin dientes

Mientras cerrabas los ojos y se apagaba tu voz




Hay pedazos de luna menguando en mi espalda

Sonrisa blanca que guarda las caricias del sol

La tatuaste a diez uñas, caricia en desgracia

Mientras el murmullo gritaba y se nos iba la luz




Tienes entrepiernado un mar que pide ayuda

Una ventisca enamorada sin pudor en la cintura

Tengo una colección de besos rojos mal dormidos

Un rompeolas donde estrellarte sin miedo al mal olvido



(r) todos los derechos le pertenecen al autor

* Félix Díaz.- Mi vida es un sueño de esos donde no tiene que ver nada con nadie, pero cobra sentido cuando sucede. Estoy lleno de olvido y de canciones. Me espantan las mariposas. Huelo a suavitel, a Carolina Herrera y a espresso. Despierto mal dormido y feliz!