Ir al contenido principal

intentando que la poesía no se subordine al horror

que nadie sucumba al espanto

 

livia díaz


intentando paliar el impaco del fondo de la forma del gobierno para domesticarnos ante el futuro;

intentando dejar que el alma vague
que el corazón sienta
que todo cobre un sentido
que se manifieste algo productivo,
como una palabra lo explique
un verso que lo sane
una mentira que lo prenda
un dios que supervise;
un sentido común como aliciente
para un ser necio
ante un clima de incertidumbre, veo
a un país arrodillado
por un olor a muerte permanente
intentando que la resilencia no arte
que el arte no reproduzca el oprobio
que la resistencia a vivir no sea en el sueño
que los sentidos no se nublen
que el odio nos arranque el odio;
intentando que un salmo dicho a tiempo
sea lo que dicen que será

intentando que la poesía no se subordine al horror